Bueno aqui el foro de nuestra fanpage de facebook: Mother of Link
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 After The Twilight

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
>SkullKid<
Moderador
Moderador


Mensajes : 3
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 27/03/2012
Edad : 23
Localización : San Bernardo, Chile

MensajeTema: After The Twilight   Mar Mar 27, 2012 3:31 pm

Aclaro que no es mío, solo me ha gustado y queria que lo leyeran:

Prologo:

Ha pasado tiempo desde aquellos días de atardeceres, días en los que para mi la vida tenia un significado, mas ahora no se quien soy y mucho menos a donde voy, así que lo mejor que me pudo haber pasado es estar encerrado en donde me encuentro hoy. Después de todo este lugar me trae de vuelta algunos recuerdos que sin lugar a dudas me permiten mantenerme con bien, si, estoy hablando del momento en que la conocí; Nunca podré olvidar ese momento, la verdad es que al principio la vi como un enemigo y al final resulto ser la mejor amiga que jamás tendré.

¿Por qué tuvo que irse? ¿Por qué me abandono así? Dejándome con una grieta en el corazón, la cual me hizo partir de Ordon en su búsqueda, pensaba que si me dirigía al mismo lugar en donde la vi partir, la volvería a ver y a cambio recibí un boleto a este calabozo.

No recuerdo mucho pero se que aquella angustia que tenia me lleno de ira y justo ante mi aparecieron de la nada un montón de enemigos, lo que me llevo a exterminarlos sin dudarlo ni un momento, pero eran demasiados se apoderaron de la batalla y de un instante a otro me encontraba indefenso ante todos los entes malignos que me rodeaban, así que solo me quedo escapar y con un sublime silbato desesperado hice llamar a Epona y con suerte llegue a salir de aquel lugar. Pero estos me siguieron y no me dejaron en paz, al parecer querían algo de mi, venganza talvez, eso nunca lo sabré y lo que menos entenderé será la razón por la cual esos soldados de La Familia Real me rescataron de esos mounstros para luego encarcelarme.

En fin, ni la propia Zelda tuvo la delicadeza de ayudarme y eso que me vio en su castillo mientras era arrastrado por sus soldados, en vez de acercarse a mi lo que hizo fue alejarse asustada y con nervios grito como nunca la había oído: “Me repugnas”. ¿Qué fue lo que le hice para causarle tanto terror? Es una interrogante que no deja de pasarme por la cabeza, acaso habré cometido algún error al intentar buscar a Midna.

De repente me vino a la cabeza un pensamiento muy oscuro, en este veia una escena muy extrana en el “Lost Wood” en donde la melodía del bosque poco a poco se tornaba distorsionada, entonces lo vi caer en un pequeño lago, era el, el mismo que traiciono a su propio reino y que con el poder de un Dios intento apoderarse del nuestro. ¿Zant?, se que solo es una memoria falsa que me proporciona mi alucinación al estar encarcelado, pero entonces porque me aterra pensar en ello y mas aun que me encuentro aprisionado y con la dificultad de no poder ayudar en caso de que sea cierto su regreso.







1 Cap: Problemas en el calabozo

Es una bestia inmensa, nunca la había visto antes y aun así se me hace tan familiar, me he quedado perplejo ante su gigantesca figura oscura pero algo de ella me hacia sentir como en casa.

-¡Despierta! Es hora de que trabajes. Grito el soldado encargado de cuidar la prisión.

Solo había sido un sueño, lo que antes hubiera considerado una pesadilla pero ahora no lo vi así, lo vi como un sueño cualquiera. Me levante del suelo poco acogedor y me estire un poco, luego el soldado me hizo salir de la celda al igual que a otros encarcelados.

-Vaya, es un gran honor tenerle aquí. Me dijo nada mas y nada menos que el líder de los goblins, ese mismo que causo mi llegada al crepúsculo, el mismo que se llevo a Colin y a Ilia, quien al final de todo se resigno a seguir el bando mas fuerte.

-¿Ugh? Que… ¿Que haces aquí? Le pregunte muy curioso.

-Lo mismo que tú al parecer, dígame, cometió algún delito grave mi rey. Replico el Goblin de una manera sarcástica.

-¿Mi rey? ¿De que hablas? Yo no he hecho nada.

-¡Silencio! No están aquí para tener una linda conversación, están aquí para pagar por sus crímenes y homicidios, ahora quiero que al salir a las afueras se pongan a trabajar duro en reconstruir lo que han destruido de nuestro hermoso castillo. Exclamo el soldado muy enfadado y junto a otros soldados, lo suficientemente como para detenernos en caso de rebeldía, nos llevaron a las afueras del castillo.

Fue entonces cuando nos obligaron a levantar grandes bloques de cemento para así colocarlas en las partes destruidas del castillo, lo que para mi fue difícil ya que mis fuerzas no eran las mismas, me sentía muy débil no se si es de alma o de cuerpo, quien sabe puede que sea de ambas.

-Ahora sabes lo que se siente ser traicionado, ¿no? Espero que si por que así me he sentido yo desde entonces. Me dijo el Goblin.

-¿De que hablas? Nunca traicione a nadie, no hay razón por la que este encarcelado. Exclame.

-Pues al parecer si, hoy estas tomando una cucharada de tu propio veneno. Replico.

-¿Sabes que? Mejor no me hables, no estoy de humor para tus molestias. Le dije enojado.

-Como usted diga, mi estimado rey. Replico de nuevo de manera sarcástica.

¿Qué le sucede? Acaso me esta tomando el pelo, después de apenas dirigirme unas pocas palabras en el pasado ahora en el peor momento es que habré su bocota para molestarme. Necesito un respiro, pero no uno corto, necesito hablar con Zelda y aclarar las cosas de una buena vez.

-¡Hey tu! Si tú, te estoy hablando a ti, ¿Por qué te detienes? ¿Qué no sabes que si no cumples tu trabajo serás ahorcado más rápido de la cuenta? Exclamo un soldado vigilante en voz alta.


-¿Me habla a mi? Balbucee enojado y un tanto nervioso.

-Si, ¿acaso vez a alguien mas que tenga la cara de payaso como tu? Bueno esta el goblin, pero tu eres otro caso.

-Seria usted tan amable de bajarle el tono a su voz. Le conteste enojado y no se porque lo hice, ya que no suelo enfadarme al responder.

-¿Cómo dijo? Ya no lo soportare, esto es por Hyrule. Replico y luego me dio un bofetón, por lo cual caí al suelo, este se me acerco y comenzó a patearme por el estomago y hubiera seguido haciéndolo si no fuera porque una hermosa doncella lo detuvo.







-¡Ya basta! Tenga delicadeza por favor, se que se merece estar aquí y mucho mas, pero esa no es razón para que lo tratemos de igual forma, no hay que rebajarse. Exclamo la joven sosteniendo al soldado, esta al parecer también era una prisionera pues llevaba cadenas amarradas en ambos pies.

-Así que tú te atreves a protegerlo después de lo que hizo, es más después de lo que tú también hiciste, no eres más que una mercenaria insolente y por eso todos ustedes serán colgados el día de mañana. Exclamo enfadado el soldado y junto a sus demás colegas empezaron a reír de manera placentera.

-Vaya, gracias a ti belleza, ahora nos mataran a todos un día antes. Le murmuro el goblin a la joven.

-Pero, no se de que hablan yo no…Balbucee desconcertado.

-Que tú no hiciste nada, claro todos dicen lo mismo y yo no soy la excepción, a decir verdad la muerte es algo que me merezco. Replico la joven suspirante.-Por cierto me llamo Bella y por si no lo has notado si que lo soy. Me dijo sonriente.

-Eh… No se que decir…balbucee con la mente en blanco pues en realidad si era lo que decía su nombre.

De repente volvieron a mí aquellos pensamientos oscuros, los cuales habitaban mi mente de vez en cuando, no puedo describir muy bien estos sentimientos malignos pero de algo estoy seguro y es que en estos momentos siento sed de sangre, sed de matar a alguien. Entonces recordé el momento mas perturbador, ansioso y heroico de mi vida, el momento en que le clave la espada a Ganondorf, fue mi momento de victoria pero aun así me siento insatisfecho ¿Por qué? ¿Por qué siento deseos de matar?







-¡Oye tu! ¡Sigue trabajando! Exclamo el mismo soldado que se había burlado de mi y con un fuerte latigazo en mi brazo, el cual lo enrollo con el mismo, me hizo caer al suelo de nuevo. -¡Vamos! Levántate, no que eras el fuerte, ahora no eres más que un debilucho sin tus poderes ¿No? Replico.

-¡Ya déjalo! Grito la hermosa joven en mi defensa.

-Déjalo, que reciba su merecido. Murmuro el Goblin.

Estaba débil, pero aun así concluí mi día de trabajo laboral, luego de esto nos metieron de nuevo en nuestras celdas, dejándonos solo un mísero pedacito de pan y una taza de agua a cada uno. Rapidamente cayo la noche sin darme cuenta y aunque me sentía cansado no cerré el ojo ni un solo milímetro, en cambio me quede observando al maldito soldado que aparte de burlarse de mi también me maltrato con agresión y yo que me mate por salvar a Hyrule.

Los demás dormían, al parecer era el único al cual el cansancio no había vencido, miraba al soldado justo enfrente de mí y pensaba, por alguna extraña razón, en todas las posibles formas en que podía matarlo. De repente el soldado cayo de su asiento muy durmiente y al hacerlo se espanto pero sin dejar de dormir se acomodo frente a mis rejas, era mi oportunidad, me acerque lentamente para que nadie se despertara, tome su látigo y me quede mirándolo, veía mi sangre por todo su contorno, entonces fue cuando reaccione y empecé a ahorcarlo con todo el placer que un asesino pudo haber matado a su peor enemigo.

Continuara...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/Skull.Kiiid
vioshadowlink



Mensajes : 1
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 27/03/2012

MensajeTema: Re: After The Twilight   Mar Mar 27, 2012 8:49 pm

esta muy bueno podrias darme el link de la pagina de donde lo sacaste
Very Happy
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
>SkullKid<
Moderador
Moderador


Mensajes : 3
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 27/03/2012
Edad : 23
Localización : San Bernardo, Chile

MensajeTema: Re: After The Twilight   Mar Mar 27, 2012 9:58 pm

2 Cap: La fuga.

Fue una noche perturbadora en la que no pude dormir, pues no paraba de pensar en lo que había hecho y lo que mas me aterraba era el hecho de que aun quería mas, no me basto con ahorcar a ese insolente soldado, quiero mas. Siento una vibra maligna posarse en mi cuerpo pero aun no entiendo el ¿Por qué? ¿Por qué me ocurre esto a mí? ¿Qué no son los héroes admirados por sus actos? Si es así entonces ¿Por qué me encuentro encerrado en estos momentos? ¿Acaso mis actos no fueron tan heroicos después de todo?

Entonces cerré mis ojos por un momento y cuando al fin parecía tranquilizarme sonó una alarmante sonido, era el horrible sonido de las trompetas de la mañana, al parecer ya era un nuevo día y con el mi sentencia prematura.

-Muy bien, es un muy buen día para nosotros y un muy mal día para ustedes. Replico un soldado quien se acercaba a los calabozos, al parecer aun ninguno de ellos se había percatado del daño que había sufrido uno de sus colegas por mi culpa.

-ahhh… Por favor aun es muy temprano para morir. Exclamo Bella entre sus bostezos y estiramiento.

-Y a este ¿Qué le dio? De pronto prefirió dormir en el piso. Dijo el soldado que acababa de entrar al observar de lejos a su colega quien a simple vista parecía que dormía cuando en realidad descansaba en el fuego del infierno.

-¡Despierta! Oye ya despierta, no puede ser… ¡Auxilio! Se necesita una camilla aquí, ¡tenemos a un soldado caído! Grito desesperado al darse cuenta de que este había fallecido.

-Ahh… Y ahora ¿Qué ocurre? Exclamo el Goblin molesto de oír los gritos desesperantes de aquel soldado, así que al despertarse se apresuro a ver lo ocurrido y aparentemente le gusto lo que vio pues se rió a carcajadas.

No paso mucho tiempo para que los enfermeros y enfermeras del castillo llegaran hasta los calabozos, para percatarse al fin y al cabo de que no había nada que ellos pudieran hacer, lo diagnosticaron muerto por asfixie y no por un asfixie cualquiera, ya que se percataron de que fue involuntario y por tanto sabían que fue causado por uno de los presentes.Para cuando se lo llevaron, el soldado se quedo a interrogarnos para descubrir quien era el culpable de todo esto.

-¡Tu! ¿Qué tanto te ríes? ¿Acaso tuviste algo que ver con este incidente? Exclamo el soldado bastante enfadado al ver reír al Goblin cómodamente.

-Me encantaría ser tu sospechoso pero lamento decirte que no lo soy, alguien mas lo hizo. Replico el Goblin aun sonriente.

-Eres una basura y lo sabes, muy bien ¿Quién es el culpable de este asesinato? Grito desesperado en busca de respuestas, lo que mas le molesto fue que luego de su grito todos nos quedamos en silencio sin darle alguna respuesta.

La verdad es que me sentía tan avergonzado por aquel acto tan frió que había cometido que no me atrevía a dar la cara después de todo, lo que me demostraba cobardía y eso es justamente lo que no soy, entonces ¿Por qué me siento así? Tengo que decir la verdad, yo soy el asesino.

-Supongamos que fui yo, solo suponlo, la verdad es que es estupido querer saber quien fue, si después de todo cada uno de nosotros recibirá la guillotina como castigo. Replico Bella en defensa mía, mientras me guiñaba el ojo.

-Te gusta mucho defender a los demás ¿No? Eres solo una perra insolente de mala clase, ¿Por qué no te callas de una buena vez y me dejas hacer mi trabajo? Exclamo en voz alta enfadado, mientras que por la puerta vimos entrar a otros dos soldados, uno de ellos lucia muy peculiar a diferencia del que estaba a su lado y al que nos ha estado interrogando todo este tiempo.

-La princesa Zelda quiere verlos a todos en la corte en estos momentos. Replico el otro soldado que acababa de entrar junto al que se veía diferente.

-Muy bien, aquí están las llaves, pueden llevárselos cuanto antes, yo me iré a tomar un poco de aire fresco. Dijo nuestro soldado interrogador cansado de todo lo ocurrido y al este largarse, el soldado peculiar no tardo tanto en revelársenos a todos, noqueando al otro soldado que sostenía las llaves.

Estaba confundido, no entendía lo que estaba pasando, nos acababan de dar la libertad ante nuestras narices, pues este misterioso joven se encargo de abrirnos las celdas a todos y cada uno de los maleantes que se encontraban en estos calabozos. Todos corrieron por su libertad, más bella, el Goblin y yo nos quedamos de últimos esperando conocer la identidad de nuestro joven héroe de villanos.







Ustedes ¿Qué esperan? ¡Corran ya! Exclamo el chico de voz peculiar.

-Y se pudiera saber ¿Quien es nuestro intrépido Héroe? Pregunto Bella muy curiosa en saber su respuesta.

-No soy un Héroe, soy igual que ustedes, ahora corran mientras puedan. Exclamo el joven y entonces fue cuando Bella y el Goblin decidieron escapar cuanto antes. –Muy bien, he cumplido con mi parte, ahora te toca a ti. Replico.

-¿Qué quieres decir con eso? Pregunte confuso.

-Ya lo sabrás, por ahora es mejor que aprovechemos el momento si es que queremos salir de aquí. Respondió sonriente.

Entonces fue que empezamos a escapar, estábamos subiendo las escaleras, cuando de repente escuchamos las voces de personas acercándose y para nuestra suerte no resultaron ser soldados, eran simplemente Bella y el gigantesco Goblin.

-¿Por qué se devolvieron? Exclamo el joven.

-Necesitamos que nos guíes, no sabemos cual es el camino. Respondió Bella caprichosamente.

-Pues aun no lo tenemos, pero podemos crearlo. Replico el joven misterioso.

-Pues me gustaría saber, como? chico misterioso. Reclamo Bella desconcertada y luego de pensarlo el chico corrió rápidamente sin decirnos nada por lo que asumimos que debíamos seguirlo, al hacerlo nos condujo hasta un orificio con rejas en lo mas alto de una de las paredes del desagüe.

-¿Qué haces? ¡¿Estas loco?! Ni con todas las fuerzas del mundo lograras destruir esos barrotes, solo eres un simple humano. Exclamo el Goblin.

-¿Quién te dijo que lo soy? Replico el misterioso muchacho mientras de sus manos comenzaron a brillar una fuerza oscura, en ese momento sentí que mi cuerpo se familiarizaba con tal poder, era una fuerza oscura la que el joven utilizaba y por tanto un poder maligno.

Al unir ambas manos creo una esfera de energía maligna la cual al lanzarla con los barrotes logro destruirlas por completo y no solo eso también derribo gran parte de la pared por lo que hasta el propio Goblin podía entrar a través de el, todos los maleantes que se encontraban desesperados por hallar una salida se percataron de tal acto y en seguida comenzaron a acercarse para salir cuanto antes.

-Es hora de escapar, el ultimo que salga es un huevo zora podrido. Replico Bella sonriente mientras salia por el gran hueco.

-Hasta luego…Dijo el Goblin quien le siguió el paso a Bella pues no quería salir de ultimo.

-¿Qué tanto piensas? ¿Estas impresionado? Pregunto el chico mientras me miraba con ojos de picaron.

-Pero ¿Cómo? Entonces eres un ente maligno. Balbucee anonadado.

-Así es, después de todo no eres el único ente maligno aquí, mi señor. Me dijo mientras se agachaba como símbolo de respeto, el cual no entendía ¿Acaso me admirara por algo que hice? Entonces me volvieron un sin numero de pensamientos oscuros, en los cuales no paraba de escuchar las carcajadas malévolas de mi mayor enemigo, Ganondorf.

Continuara...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/Skull.Kiiid
>SkullKid<
Moderador
Moderador


Mensajes : 3
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 27/03/2012
Edad : 23
Localización : San Bernardo, Chile

MensajeTema: Re: After The Twilight   Mar Mar 27, 2012 11:36 pm

3 Cap: La revelación macabra.

¿Qué no soy el único ente maligno? ¿Qué acaso no sabe quien soy? Soy Link el héroe de Hyrule, fui yo quien detuve la catástrofe que tenia planeada el malévolo Ganondorf, fui yo quien además de salvar a Hyrule también salve a los Twili, por eso y por muchas razones mas no se pueden referir hacia mi persona como un ente maligno.

En fin, ya basta de razonamientos sin sentido, debo de preocuparme más por saber la razón para que me culpen de algo que desconozco y gracias al extraño joven me será mucho mas fácil averiguarlo, pues este además de sacarnos del castillo, nos ayudo a salir de la ciudadela de Hyrule y por si fuera poco, también nos consiguió una carroza con dos caballos de fuerza para poder huir con mayor velocidad y en eso estábamos, huíamos de nuestro infierno.

-Que bueno que me dejaron escapar con ustedes, sino fuera por tu ayuda ya me hubieran atrapado de nuevo al igual que algunos de esos villanos. Replico Bella muy alegre y sonriente por haber escapado.

-No me digas que al Goblin lo volvieron a atrapar. Exclame muy curioso.

-Pues la verdad es que ese Goblin no es cosa fácil, fue el primero que escapo, incluso antes que nosotros ya que solo tuvo que utilizar su cuerno trompeta para llamar a un cerdo gigante en su rescate. Respondió Bella mientras miraba el horizonte.

-Ya veo, entonces no se dejo atrapar. Replique.

Al parecer el extraño joven no estaba dispuesto a establecer conversación con nosotros, más bien se nos hizo a un lado y cerró sus ojos despreocupado por lo que nos podía pasar. Era un tanto egocéntrico por así decirlo, pero aun así no se porque al llamarme ente maligno se me arrodillo en símbolo de respeto, algo tenia que saber acerca de mi injusta acusación para ser llevado a la guillotina.

-Oye, no eres muy hablador después de todo y se que debes estar cansado por lo que has hecho, pero dime ¿Tienes un nombre? O ¿Acaso te gusta que te llamemos chico misterioso? Pregunto Bella armada de valor, mas aun así el chico ni caso le hizo.

-Por favor, dinos algo acerca de ti, necesito saberlo. Exclame interesado en saber sobre el, ya que después de todo fue el quien nos salvo de nuestra condena y no quiero ser tan tonto como para desconocer la persona quien nos ayudo.

-¿Quieren saber quien soy? En serio les preocupa tanto saber quien soy ¿Qué acaso no están conformes con estar a salvo? Susurro con los ojos cerrados y luego abrió los ojos. –Esta bien, les diré, mi nombre es Silver y provengo de un lugar muy lejano, mi misión era simplemente rescatarlo a usted pero como sus deseos eran ver salvados a todos, pues eso hice.

-¿A que te refieres? Solo viniste a rescatarlo a el y ¿Qué hay de mi? ¿Qué no soy lo suficientemente bonita como para que te hayas tomado la molestia de salvarme? Exclamo Bella totalmente desconcertada por la respuesta de Silver.

-Lo siento pero solo cumplo órdenes. Replico Silver mientras dirigía su mirada hacia Bella.

-Espera, pero ¿Por qué a mi? Sabes algo acerca de lo que hice para ser tratado así en aquel calabozo, dime porque si sabes algo necesito que me lo digas. Exclame esperando respuesta alguna a mis incógnitas.

-Todo a su debido tiempo mi señor, pronto conocerás tu destino, pronto sabrás todo tu pasado. Respondió mientras cerraba los ojos para descansar.

-Al menos dime ¿De quien estas cumpliendo las ordenes? Dime ¿Quién es? Exclame curioso, pero este solo se echo a reír mientras descansaba replicando como ultimas palabras: Mejor descansen, lo necesitaran.

No tuvimos mas opción que cerrar también nuestros ojos y esperar a conocer cuales eran los planes de este chico Silver, quien a pesar de mostrarse muy amigable al ayudarnos, aun no me convencía del todo por su forma de ser. Al poco rato me quede totalmente dormido y no pude evitar tener de nuevo esas horripilantes pesadillas en donde me aparecía una enorme bestia mitad animal, mitad Twili, pero por alguna razón se me hace algo peculiar y familiar el tenerla ante mi.

Lo mas raro era que no le temía a pesar de su inmensidad, es mas hasta me le acerque para tocar su pecho y fue sin duda algo muy real, al principio solo sentía el vació de su corazón, pero luego ese vació se convirtió en fuertes gruñidos de muerte, podía escuchar como las animas de los muertos suscitaban por su error.

Entonces desperté espantado por aquella situación, no había nadie en la carroza y la mañana ya había concluido para dar paso a la tarde. Sin más dudarlo me levante para salir a conocer el lugar en donde nos habíamos detenido. Al hacerlo me percate enseguida de que nos encontrábamos en los bosques perdidos, no había duda de que así era, lo notaba por todos los diferentes caminos que había por escoger y más aun por el sonido tan peculiar de estos bosques.

Ahora lo que no conocía, era el paradero de los demás, ya que no había rastro alguno de Bella y mucho menos de Silver, estaba dispuesto a ir en su búsqueda cuando de repente escuche una voz intentando detenerme.

-¿Quién esta ahí? ¡Revélate! Exclame asustado.

-Por aquí, estoy por aquí. Dijo la voz misteriosa, la cual provenía de la carroza, así que me acerque a observar quien era.

-Sal de donde estés. Replique asustado por desconocer su ubicación, cuando de repente lo vi, era un pequeño niño, se encontraba delante de la carroza y al parecer era el quien ha estado dirigiéndola todo este tiempo.

-Hola es un gran honor poder conocerle, permítame presentarme, mi nombre es Shipo y soy uno de los fieles ayudantes de Silver. Replico el pequeño mientras me sonreía haciendo reverencia con sus manos.

-Ya veo, oye me pudieras decir ¿A dónde fue Silver? Es que me quede dormido y no he sabido de el desde entonces.

-Pues Silver se fue con la chica bonita que venia con nosotros, me dijo que tu debías esperar aquí mientras el se encargaba de darle su merecido. Replico Shipo sonriente.

-¿Qué? Darle su merecido ¿Qué quieres decir con eso? Exclame mientras sostuve al chico por su ropaje.

-No lo se, solo dijo que iba a darle su merecido, tampoco supe bien a que se refería con eso. Balbuceo asustado.

-No puede ser ¿Hacia donde se fue? Dime ¿Qué camino tomo? Exclame mientras agitaba al pequeño Shipo.

-Me dio órdenes para que no le dijera nada. Replico aun más asustado y nervioso que nunca.

-¿Ordenes? Piensas en órdenes cuando yo podría asesinarte por callar. Replique mientras lo ahorcaba con una mano extendiéndolo hacia arriba mientras con la otra cargue una bola oscura de energía, no entendía como lo había logrado pero lo único que sabía es que estaba tan lleno de ira que podría matarlo de un solo golpe si no me decía nada. – ¡Ahora! ¿Vas a seguir órdenes o me dirás lo que quiero saber?

-Esta bien, esta bien, no me hagas daño. Suplicaba agonizante por su vida.

-¡Solo si cooperas! Dime ¿Dónde? Exclame gritándole en su pequeña cara.

-Tomaron el camino del medio. Balbuceo con el poco aire que le quedaba ya que aun seguía ahorcándolo.

-Más te vale que sea cierto, porque si descubro que me tendiste una trampa no dudare en venir por ti y arrancarte la cabeza. Le dije mientras lo tiraba con fuerza en el suelo, luego relaje mis manos dejando de cargar la bola de energía y me dirigí por el camino que Shipo me había dicho.

Estaba confundido, no entendía lo que estaba pasando, una mezcla de emociones pasaban por cada vena de mi cuerpo: Ira, odio, ansiedad…Mas ninguna positiva, todas eran negativas lo que me llevo a pensar en el camino que talvez si era capaz de cometer tal acto atroz como para que la misma Zelda quiera condenarme a la muerte.

De repente me encontré de nuevo entre varios caminos a elegir, no sabia cual ruta escoger, entonces fue cuando llego de entre los árboles el mismísimo Skull Kid y talvez había llegado a buena hora pues podría serme muy útil para encontrar a Silver y a Bella.







-Hola, me llamo Skull kid ¿Cuál es tu nombre? Nunca te había visto antes por estos bosques. Replico al acercárseme y olfatearme de manera extraña.

-¿Estas seguro? ya había venido por estos bosques, incluso ya me habías ayudado a encontrar mi camino aquí, pero eso no es importante, necesito que me ayudes a encontrar a alguien, a dos personas para ser exacto. Replique un tanto arrogante pero sin llegar a ser fuerte con el Skull kid.

-Ya se a quienes buscas, al chico extraño de melena plateada y a la chica bonita que llevaba entre brazos ¿No es cierto? Susurro en voz baja.

-Si ¿Por qué camino se fueron? Dime, necesito salvar a la chica cuanto antes.

-Pues, eso te lo diré a cambio de…Decía pero antes de que terminara lo sostuve al igual como hice con Shipo.

-No estoy para bromas y mucho menos para tus tontos juegos, necesito que me guíes o este instante se convertirá en tu último recuerdo antes de morir. Exclame lleno de furia e ira.

-Esta bien, pero por favor no me ahorques tan fuerte que me asfixio. Replico agonizante mientras me señalaba el camino. –Por ahí, es por ahí. Exclamo desesperado, mas aun así me lo lleve conmigo por si volvía a necesitar de su ayuda.

Al final de todo logre llegar hasta donde se encontraba Silver y Bella, por lo que deje libre al Skull Kid de pacotilla, estaban ante la gran puerta que servia como portal para viajar al pasado y llegar al templo del tiempo, Bella estaba tirada en una roca inconciente mientras que Silver recitaba una especie de ritual ante la puerta, como si le estuviera orando a las Diosas o algo por el estilo.

Cuando termino de hacer su extraño ritual, enseguida me percate de que algo le ocurría a la puerta pues esta empezó a brillar aunque muy diferente a como lo hacia cuando yo la abría, esta vez brillaba de un color sombrío. De repente la puerta se abrió, al igual que el portal que se encontraba detrás de ella, en ese momento Silver se volteo para ir por Bella y no tardo en percatarse de mi presencia.

-Pudo llegar después de todo mi Señor. Replico mientras cargaba a Bella entre sus brazos.

-Por favor, basta de llamarme tu Señor, no soy señor de nadie, solo soy un humilde guerrero. Exclame enfadado por todo lo que me había echo pasar.

-Vaya, con que un humilde guerrero, entonces dime algo ¿Por qué asesinaste a aquel soldado en el calabozo? Dime ¿Por qué trataste así a mi fiel ayudante Shipo? O incluso ¿Por que amenazaste a aquel Skull Kid para que te trajera hasta acá? Explícate, porque esa actitud no es digna de un humilde guerrero. Replico sonriente.

-¡Ya basta! Solo intentas confundirme, todo es tu culpa, debiste de haberme echado un maleficio o algún conjuro de maldad, porque yo no soy así, yo soy bueno…En serio, soy bueno. Replique y luego me arrodille en el suelo, pues todo esto me tenía más que confundido, no paraba de tener pensamientos malignos y más en momentos como este.

-Eres bueno mi señor, en serio muy pero muy bueno, para hacer cosas malas. Susurro de manera arrogante y luego se volteo para dirigirse hacia el portal.

-No, no soy malo, soy bueno, soy el héroe ¿Por qué? ¿Por qué? Exclame mientras golpeaba el suelo con ambas manos.

-Ah, casi lo olvido, luego de pensarlo un buen rato decidí que no importaba decírtelo, querías saber de quien he estado recibiendo ordenes y ahora te lo diré. Replico sin aun voltearse a verme.

-¿Quién? Dime. Susurre.

-Midna. Respondió y luego se fue por el portal, dejándome estupefactado con aquella respuesta.



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario https://www.facebook.com/Skull.Kiiid
☯LegendCreador☯
Admin
Admin


Mensajes : 6
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 26/03/2012
Edad : 21

MensajeTema: Re: After The Twilight   Miér Abr 18, 2012 10:29 pm

WOW!! esta muy interesante cheers cheers

_________________

YO SOY EL CREADOR DEL PORTAL.......EL VIAJERO QUE SE SITUADO EN EL ALBA....YO SOY.. LEGENDCREADOR
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://motheroflink.creaforo.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: After The Twilight   Hoy a las 8:04 pm

Volver arriba Ir abajo
 
After The Twilight
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Un Avatar de Twilight Sparkle
» twilight struggle LA GUERRA FRIA
» (12/06/2013) Venta: 40k, Twilight Imperium, etc..(Sevilla)
» [SP][ES] Twilight of the Sun King
» Curse at Twilight: El ladrón de almas Edición Coleccionista - Español Full - OO

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Mother of Link Mundial :: Date a conocer-
Cambiar a: